19 may. 2009

Nelson forever


Por unos días llegué a pensar que el Nélson nos había abandonado. Sus notas no tenían más que dos o tres fuentes inventadas, es decir, eran aún más aburridas que las habituales. Llegué a pensar en averiguar en su entorno, a ver si se estaba psicoanalizando con Ricardo Schiaritti en un intento desesperado de zafar de esta patología profesional que lo azota.

Pero no, para desgracia del periodismo (y para triste alegría de este blog), las fuentes fantasmales volvieron.


¿Es ése el real Kirchner? “Claro que no”, responden varios de los que lo sufren a diario en su tarea de ex presidente en funciones.

“La verdad es que a Scioli ni se le cruza por la cabeza la posibilidad de abandonar la gobernación. Por eso va a mantener la indefinición y todas sus declaraciones tendrán la constante de la ambigüedad”, afirma alguien que pasa la mayor parte de su día laboral al lado del gobernador de la provincia de Buenos Aires.

Solá se queja en público y en privado de que no lo invitan a participar de la campaña. “Llegamos hasta el 28 de junio. Después veremos”, afirman en las cercanías del ex gobernador de la Provincia.

“El problema entre De Narváez y Solá no radica tanto en las diferencias sino en la falta de diálogo entre ellos”, reconocen desde los dos lados del PRO-peronismo bonaerense.

Mauricio Macri también opinó sobre el tema. Sus declaraciones fueron penosas. “Estaba en el aire. Fue evidente que salió a opinar sin tener conocimiento del tema”, confiesa un hombre que ocupa un despacho cercano al del intendente de la Ciudad de Buenos Aires.

3 may. 2009

Sigo siendo el rey


En Los Monarkas, el rey de las fuentes anónimas nos deja más material para disfrutar.

Hay que reconocer algo: si las fuentes que cita entre comillas fueran ciertas, el Nelson sería el mejor periodista argentino... lejos.

Ahí va:

En las primeras horas del atardecer del viernes 1° de mayo se conoció el fallo de la jueza federal con competencia electoral María Romilda Servini de Cubría, en el que rechazó un amparo presentado por el Dr. Eduardo Barcesat para que se prohibieran aquellas bochornosas candidaturas. “Fue un fallo a lo Poncio Pilatos”, confesaba un hombre del oficialismo para agregar que “no teníamos la más mínima duda de que la jueza se iba a expedir de la manera que lo hizo”.

“En las encuestas sale que a la gente las candidaturas testimoniales no le gustan, aunque eso no significa necesariamente que no las vayan a votar”, explica un encuestador cercano al oficialismo.

“¿Hacia qué sector del electorado apunta Nacha? La verdad es que no lo sé”, se sinceraba un funcionario kirchnerista.

En contraste al sí de Nacha, hay “noes” que hasta el momento están preocupando al ex presidente en funciones. Uno de ellos es el del intendente de La Plata, Pablo Bruera. “En esta semana nadie nos llamó; él ya ha dicho que no”, cuenta alguien de su cercanía.

“Desde el punto de vista ideológico, la ida de Rico nos viene bien, ya que su presencia era totalmente contradictoria con nuestro discurso; el problema es que, en San Miguel, representa muchos votos”, se sinceraba alguien que suele frecuentar a los Kirchner.

En la oposición tampoco faltan los sobresaltos. “Construir la cultura de la cohabitación de pensamientos diferentes dentro de una misma fuerza es una tarea enormemente dificultosa. Nos falta mucho y debemos aprender de la experiencia de Chile y de eso estamos aún lejos”, se sinceraba una fuente que ve las tensiones que hay en los espacios en los cuales se viene reagrupando la oposición.

Juez y varios dirigentes de la UCR venían trabajando desde hace meses para lograr un acuerdo. Cuando parecía que las cosas estaban solucionadas, todo quedó en la nada. Fuentes del radicalismo atribuyen a sectores vinculados al ex gobernador Eduardo Angeloz el origen de un fracaso que alegró a Néstor Kirchner.

El acto de Hugo Moyano del jueves pasado tuvo como objetivo el de transformarse en una demostración de fuerza de cara a su posicionamiento frente al Gobierno. “El aparato funcionó”, reconocía con ironía una fuente sindical crítica de esa movida, quien agregaba que “no hubo ni un solo reclamo de los muchos que tenemos hacia este gobierno; por eso hubo varios que ni aparecieron”.