22 dic. 2008

Ahora, la impunidad


No vamos a hacer mayores comentarios sobre estas maniobras poco profesionales del premiado periodista Nelson Castro. Simplemente nos vamos a dedicar a coleccionarlas y hacerlas públicas, porque en algún lado tienen que quedar.

Esta vez pertenecen a su nota Ahora, la impunidad publicada en Perfil, el diario que publica cualquier cosa. El título de la nota, antes que una opinión sobre la realidad, parece un anticipo del estilo con que fue redactada.

Ahí va el nuevo resumen de la Colección Castro y sus fantasmales fuentes de información:

“Vamos, vamos, terminemos esto y votemos pronto que se viene la Navidad”
, de un senador del oficialismo total y absolutamente indiferente al debate del escandaloso proyecto de ley de blanqueo de capitales.

“¿Por qué no conceden algunos de los puntos que están proponiendo varios opositores para facilitar el pasaje de la ley?”
“Creeme que si por muchos de nosotros fuera, lo haríamos de mil amores; pero ocurre que tenemos la orden tajante de Néstor de que a este proyecto no se le toque ni una coma”. Diálogo mantenido entre un funcionario de las cercanías de la vicepresidencia y un senador del Frente para la Victoria.

“No teníamos más remedio que ir aun cuando sabíamos que mucho de lo que se iba a presentar como un anuncio era, en realidad, obra ya contemplada en anteriores presupuestos”, se sinceraba un empresario al que las cámaras de televisión mostraron aplaudiendo con pretendido entusiasmo al final del discurso de la Dra. Fernández de Kirchner.

“Imposible hacerle entender a Néstor lo malo que es eso para la Presidenta y para los que queremos trabajar en la recomposición de la imagen de Cristina. Además, cada vez que le da un palo, la figura de Cobos crece”,
confesaba con amargura y desencanto un funcionario del Gobierno que estuvo en La Plata.

“Sergio se mata para generar hechos con el objetivo de mejorar la imagen de Cristina y después viene Néstor y te tira todo abajo en un minuto. Es tremendo”, confesaba alguien cercano al jefe de Gabinete quien se fue muy disgustado del Teatro Argentino de La Plata.

“Néstor sabe que a “massita” – a quien él hizo en el cargo– estas cosas no le gustan. Igual, a Néstor eso no le importa nada”, reconocía, a la vera de una piscina, alguien que habita los pasillos del poder.


No puedo no hacer ningún comentario. Porque Nelson Castro, como tantos otros sinvergüenzas devenidos en personajes públicos correctos, me importa muy poco. Pero debo confesar que, como laburante comprendido por el Estatuto del Periodista y afiliado a un sindicato de prensa, estas cosas me dan mucha vergüenza.

Hay estudiantes de periodismo y periodistas muy jóvenes que se rompen el alma produciendo notas y se quieren morir cuando les falla el grabador ante una declaración más o menos importante. Y no cobran ni el 2 por ciento de lo que debe levantar este chanta, quien no tiene ningún pudor en poner en boca de anónimos declaraciones que serían titular de cualquier medio serio... si fueran ciertas.

19 dic. 2008

Garganta Profunda no murió


Los medios de hoy se despachan con otro bolazo. Dicen que "murió Mark Felt, conocido durante 30 años como "Garganta Profunda", aquel legendario informante periodístico que desde el anonimato ayudó a acorralar a Richard Nixon, el único presidente de los Estados Unidos que renunció a su cargo acosado por las denuncias del diario The Washington Post".

Patrañas. Está vivo y ahora le pasa datos y "off the record" a uno de los periodistas chantas más premiados que ha dado la Gran Prensa Argentina: el Doctor Nelson Castro.

Continuando con nuestra campaña anticastrista pegamos la nueva serie de declaraciones fortísimas (pero de origen indefinido, lamentabemente) escuchadas de boca de los informantes secretos del Doctor Nelson, y publicadas en Perfil (se advierte al lector sensible que esta vez hay palabrotas).

“Callate, la concha de tu madre”, le gritó un legislador kirchnerista de peso de la provincia de Buenos Aires a Patricia Bullrich, cuando ésta estaba haciendo uso de la palabra."

“Maricón”, le gritó un legislador que integra el bloque del Frente para la Victoria por la provincia de Santa Fe al diputado Ariel Basteiro, quien votó en contra del proyecto del oficialismo."

"Como ocurre con este Gobierno en cada anuncio, se verifica una interna. En este caso, una vez más, el protagonismo pasa por el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, quien ha vuelto con fuerza a los primeros planos. Como bien dijo una fuente desde las cercanías del poder: “Lo escondieron pero nunca se fue.”

“La Presidenta parecía una promotora de supermercado”, expresó, pidiendo estrictísima reserva de su nombre, un funcionario K que no salía de su asombro ante lo que había visto y oído en la Residencia de Olivos."

"Lo que sucede es que, públicamente, no podemos salir a decir estas cosas porque tenemos la necesidad de crear la expectativa y la ilusión de que todo se está haciendo bien”, decía un integrante de la Cámara de Agencias de Turismo involucrado en la negociación de estos planes."

"El Gobierno argentino llegó a Rusia a la búsqueda de otra tabla de salvación para enfrentar el grave problema energético que tiene el país. “Después del fiasco de Venezuela, la opción es Rusia” reconocen en el Gobierno."

"hubo gobernadores furiosos con el rencor exhibido por Néstor Kirchner hacia el campo. “¿No se da cuenta de que así nos pone a todo el sector en contra y nos dificulta la gestión y el panorama electoral?”, rezongaban con real enojo algunos de ellos a los que les costó aplaudir cuando el ex presidente en funciones terminó su discurso."

“Si quieren que me vaya, me van a tener que echar” se le atribuye haber dicho a la licenciada Ocaña."

Garganta Profunda, "el informante en las sombras" de los periodistas Bob Woodward y Carl Bernstein, puede haber muerto. Los informantes de Nelson Castro, jamás. Los fantasmas no mueren.

9 dic. 2008

Colección Castro


O tenemos una clase política y empresarial con serias tendencias al desahogo fácil delante del primer periodista que se le cruce o Nelson Castro está dando cátedra de chanta cada vez que escribe en Perfil.

¿Se acuerdan de las voces que escuchaba Nelson?
Hay más. Prácticamente toda la nota que escribió esta vez está basada en voces fantasmales que le hablan al oído y el se muere por decir de quiénes son... pero nunca lo dice... Hay que entenderlo, el tipo tiene que proteger las fuentes.

Ahí va:

“Por suerte se cortó la luz. Esto hizo que no hubiera energía para subir el agua a los tanques y que el consumo disminuyera. De no haber sucedido eso, la endeblez del sistema habría conducido al colapso”. De funcionarios de Aguas y Saneamientos Sociedad Anónima (AySA) de lo sucedido durante los días en que los cortes de luz castigaron a miles de habitantes de la Capital Federal.

“En los medios hay que decir cualquier cosa pero nunca la verdad de la precariedad del sistema eléctrico”. De directivos de una de las empresas de energía eléctrica que viven el verano como la antítesis del edén.

“Cada vez nos cuesta más ir a los actos oficiales de la Presidenta y poner cara de contentos”. De uno de los empresarios que asistieron al acto en el cual la Dra. Cristina Fernández de Kirchner anunció el plan C de medidas económicas.

“No hay que confundirse. En realidad el único plan económico de peso que aquí se viene tomando es el de la devaluación que era un reclamo a gritos de muchos sectores empresariales vinculados con las exportaciones”, reconocía uno de los industriales que tuvo que poner cara con sonrisa en el acto de la Presidenta.

“Eso le pasó por querer ser más papista que el Papa”, sentenciaba en estas horas un ex hombre del kirchnerismo al que lo agobia el desencanto.


“Si no hay algún cambio y no aparece desde la Presidencia una real voluntad política para analizar y discutir medidas negociadas con el sector, todo será cada vez más complicado. Chepi quiere y reconoce que debe ser así pero está totalmente neutralizado”, confesaban desde las cercanías del diezmado secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca.


“En el Gobierno, son varios los funcionarios del área económica que se lamentan del platal que perdieron las arcas fiscales a causa del conflicto con el campo por el que se desaprovechó el pico que alcanzó el precio de la soja”, reconocen varias voces que deambulan a diario por los pasillos del poder, las que agregan que “a Cobos, el Gobierno le debería estar agradecido ya que, de estar vigente la Resolución 125, la caída de los ingresos fiscales por las exportaciones de soja serían aún mayores”.

"Noticias del “nido de víboras” Atención: el número de funcionarios que se refieren así al Gobierno crece día a día. "


La Gran Nelson. Qué fácil que es el periodismo para algunos.
Probemos: Según confesó un familiar muy directo de Nelson, el periodista cumple un régimen de salidas transitorias de un hospital neurosiquiátrico. El familiar, que pidió reserva de su nombre, afirma que las notas que escribe forman parte de su tratamiento terapéutico.

Cuánta pequeñez!.

25 nov. 2008

Nelson escucha voces



"Ya está. Tenemos la plata para la campaña.”
Esta era la voz de un hombre del Gobierno que, en el medio de la celebración por la sanción de la ley de nacionalización de las AFJP, reconocía uno de los fines a los cuales va a ser destinada parte de esa enorme masa de dinero de la que, a partir de ahora, dispondrá el Gobierno.


En estas líneas, que son la introducción a una nota de opinión de Nelson Castro, puede detectarse la presencia de un chanta. De un chanta, con todas las letras. Un chanta premiado, pero chanta al fin.

Eso de poner entrecomillada semejante frase anónima, sin ninguna remotísima posibilidad de cotejarla aunque más no sea con un humilde testigo (ni hablar de un grabador), y encima utilizarla como fundamento de toda una nota de opinión, es (con perdón de los adolescentes) un recurso de estudiante de escuela secundaria elaborando un folletín escolar una hora antes del cierre.

Seguramente la frase, comparada con otras barbaridades que suelen entregarnos los medios, no es gran cosa. Sin embargo no hay que minimizar estas costumbres mendaces y poco profesionales de algunos periodistas, porque en el devenir diario de la lectura, se incorporan si hacer ruido, sin que se adviertan, en la sensación que la gente tiene sobre lo que pasa.

Tal vez son más eficaces estas entrelíneas que ocurren a cada instante, que las mentiras más alevosas, más "identificables". Porque estos recursos berretas a los que acude un Gran Periodista ni siquiera dejan la posibilidad de considerarlos una mentira. Entran en la categoría de lo "inverificable". Y desde ese improbable, este opinador compulsivo fundamenta su posición.

Lógicamente, después, en toda la nota, no vuelve a mencionar la frase ni habla del "hombre del gobierno". Así, cualquiera hace periodismo ¿no?.